Se corre en las bragas de su hijastra

205
Share
Copy the link

Desde que su madre se divorció de su padre, Mario ha estado criando a su hijastra Sabrina como si fuera su propia hija. Aunque nunca lo ha dicho en voz alta, Mario siente una fuerte atracción sexual por Sabrina y hace todo lo posible por no actuar en consecuencia. Un día, Sabrina le confiesa a Mario que está teniendo problemas para relacionarse sexualmente con los chicos de su edad y le pide consejo. A pesar de que sabe que no debería, Mario no puede evitar follar a Sabrina para enseñarle cómo tener sexo. Al principio Sabrina se resiste, pero pronto cede ante la experiencia de Mario y disfruta de la follada. A partir de entonces, la relación entre Sabrina y Mario cambia para siempre.